Podrá parecer sorprendente que haya gran cantidad de investigación que sugiere que nuestra influencia como padres comienza aún antes del embarazo –y no tan solo por causa de nuestros genes. Las investigaciones en campos científicos tan disímiles como la biología celular, la genética y los estudios sobre la conciencia, encuentran que una óptima salud del individuo a lo largo de toda su vida depende de la influencia del estado mental y el comportamiento de los progenitores, comenzando ya desde la concepción!

En cada emprendimiento, desde hornear galletas pasando por navegar en velero hasta plantar maíz, la elección hecha desde el mismo comienzo de un proyecto, determina importantes
aspectos de la trayectoria hasta su resultado. Como sistemas dinámicos y cambiantes, están sujetos al principio central de la teoría del caos de la “dependencia sensitiva de las condiciones
iniciales”. Lo mismo ocurre con el desarrollo humano, que también es sensiblemente dependiente de condiciones iniciales –comenzando tan tempranamente como jamás hubiéramos
imaginado.

Leave a Reply

*